Pastissers artesans des de 1976

Pastisseria El Pati

Pastelería & Bombonería – Productos Artesanos

Roscón de Reyes

Pastelería - Festividades

El roscón de reyes, un postre indispensable que es sinónimo de la noche de Reyes.

Roscón de reyes

Para los más típicos proponemos los tradicionales roscones de mazapán, decorados con fruta confitada variada, y en algunos casos rellenos de nata. Si le gusta innovar un poco, tenemos roscón de reyes de hoja danés de crema, chocolate o cabello de ángel. Y sino, también tenemos los típicos roscones de hoja que se pueden rellenar con nata, crema o chocolate.

Y todos ellos con sorpresa. ¿Serás el afortunado y te tocará el rey? ¿O te tocará la haba y tendrás que pagar el próximo roscón?

Historia del roscón de reyes

El roscón de reyes es un dulce típico de la festividad de Reyes. Este pastel en forma de corona es muy compartido tanto por occitanos como por catalanes, aunque se utilizan diferentes nombres: coca, tortel, «mona», etc.

Se puede decorar con fruta confitada, pasas, etc., y en Cataluña se rellena con mazapán, y en algunos casos se añade nata, crema o trufa.

Además, dentro del roscón se pone una haba (y hoy en día también una figurita). Esta tradición se encuentra documentada en el siglo XIV, en la Provenza para Louis Stouff en el libro «Ravitaillement te alimentations en Provence aux XIV et XV siècles». La tradición manda que aquel que le toca el haba es el encargado de pagar o llevar el siguiente roscón.

Noche del roscón de reyes

Se celebra en todo durante la noche del 5 de enero, víspera del Día de Reyes. Los días previos a los niños y niñas escriben la carta a los reyes Melchor, Gaspar y Baltasar. De esta manera piden lo que desean y se comportan un poco mejor que los días anteriores. Sino, los Reyes pueden no satisfacer sus deseos.

El 6 de enero por la mañana los niños comprueban si los camellos han bebido el agua que les han dejado preparada; también si los reyes han probado los turrones o los barquillos. Además, comprueban si les han dejado algún regalo, o en el caso que se hayan portado mal, si les ha tocado carbón de azúcar.